Aquí viene la última parte de nuestras propuestas para esta navidad. Dedicamos mucho tiempo a preparar esta fecha y preservar la magia de estas fechas lo máximo posible.

A partir de los ocho años hay muchos juegos que nos durarán bastantes años. La escalada cognitiva se estabiliza bastante y las mecánicas de juego que resultan entretenidas a los diez años probablemente también lo sean a los trece, quince etc. Se adquieren nuevas capacidades estratégicas y aumenta la función ejecutiva con la que planificamos acciones previendo sus posibles consecuencias. En el ámbito de los juegos de mesa esto abre un abanico muy amplio de posibilidades. Es muy interesante pensar que los juegos que escojamos para esta edad nos podrán entretener durante un periodo bastante largo de tiempo.

Os dejamos con una pequeña ayuda para que esos segundos que preceden la ruptura del papel se llenen de ilusión y lo que es más importante, que esa ilusión se convierta en horas de juego.

 

Tiro al pato

Vuelve un filler que llevábamos años esperando. Tiro al pato es un juego de cartas en el que elegiremos  un color de pato para convertirlos los últimos supervivientes en la charca. Jugaremos con un mazo común del cual sacamos una línea de cartas compuesta por patos y agua. Cada turno jugaremos una carta que básicamente nos permiten: apuntar, disparar a un pato apuntado y otra serie de acciones como mover la línea de patos o recoger un pato muerto. Nuestro objetivo será ser los últimos con patos vivos en la charca.

Topito

En Topito iremos al circo a hacer las mejores fotos posibles. Sobre la mesa desplegamos tres atriles en los cuales iremos apilando las figuras de personajes como más convenga. Tendremos unas cartas en la mano que nos dan condiciones para colocar las figuras y una vez las cumplamos podremos puntuar. Lo curioso de la mecánica es que no se trata de un juego de habilidad individual sino que tendremos la posibilidad de adelantarnos a nuestros oponentes anticipando sus cartas.

 

 

 

 

El rey de los dados

comprar el rey de los dados juegoUtiliza los dados para atraer a todos los habitantes posibles hasta tu aldea pero ojo, no todos son bienvenidos. Lanza los dados, contrasta que personajes puedes conseguir y no olvides las nuevas localizaciones. Escoge bien, no todo suma al final de la partida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Maki stack


Cocinar siempre es mejor en compañía. Prepararemos mano a mano con un compañero platos de shushi iguales que los que veremos en las cartas . Jugaremos con unas piezas de shushi de madera, una esterilla y unos palillos iremos colocando cada elemento dónde la carta nos indica. ¿Fácil? La complicación viene con sus dos modos de juego: o una parte del equipo colocará con un antifaz tapándole los ojos o tendremos que usar un dedo de cada jugador  a modo de palillo para coger la pieza.

 

 

 Colour brain

Colour Brain es un juego sencillo y muy familiar en el que demostraremos el potencial de nuestra memoria visual. En cada carta tendremos una pregunta a responder con cartas de colores. ¿De qué colores tal bandera bandera o esta mascota? Tendremos un tiempo bien reducido para apostar con nuestras cartas bocabajo y decir de que colores es ese colores. Una vez se resuelva la carta puntuaremos en función a cuántos de los demás jugadores acierten. Podremos jugar por equipos o de forma individual, pero en cualquiera de los casos la sensación de duda es constante y la tensión un añadido. Ideal para partidas ligeras y risas intensas.

 

Animouv
En Animouv tenemos un tablero sobre el cual ir deslizando por turnos fichas de animales para conseguiracer tres en raya. Cada jugador empieza con una carta de objetivo con tres animales que deberá alinear en cualquier dirección y posición para poder anotarse un punto. El quid de la cuestión está en que el objetivo de cada uno es privado y que depende del nivel de perspicacia que cada uno tenga conseguir averiguar la jugada de los demás. Un juego muy recomendable para pequeños ratos, pequeños espacios y pequeños estrategas.

 

Por último, desde el equipo de Misifú agradecer la confianza. Esperamos haber sido de utilidad y mandamos mucho ánimo a Elfos de Santa y Pajes de sus majestades.